La Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial realiza acciones para que la sociedad tome conciencia de la alta vulnerabilidad que afronta nuestra provincia por la gran cantidad de hojas secas que se acumulan. Está prohibido por ley el uso del fuego como herramienta de limpieza. Las sanciones alcanzan los $20 mil.

El secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, recuerda a todos los ciudadanos que es necesario extremar las precauciones en el uso y manejo del fuego tanto en zonas urbanas como rurales: “Debemos proteger la biodiversidad y el patrimonio ambiental de nuestra provincia combatiendo el uso del fuego para limpieza de acequias, canales y lotes”.

Este mensaje de concientización busca apoyar las acciones del Plan Provincial de Manejo de Fuego para cuidar a toda la comunidad, haciendo hincapié sobre todo en los bosques, la flora y la fauna nativos.

“Necesitamos la colaboración de todos los ciudadanos y debemos tener siempre presente que el uso del fuego como herramienta de limpieza está prohibido por la Ley provincial 6099”, concluyó Mingorance.

Guillermo Ferrari, coordinador del Plan Provincial de Manejo de Fuego, sostuvo: “Venimos realizando controles, relevamientos y hablando con pobladores que viven en áreas vulnerables, consultamos sus necesidades y les facilitamos los contactos para denunciar posibles incendios”.

Tipos de incendios forestales

Durante los relevamientos se explica a los pobladores que en primer lugar hay que diferenciar cuál es un incendio forestal y cuál un incendio forestal de interfase. Mientras que el primero es un fuego que se propaga libremente por la vegetación, sin estar sujeto a control humano y provoca daños ambientales y pérdidas económicas no deseadas, el de interfase se propaga en sectores donde existen urbanizaciones, zonas rurales, áreas periurbanas, banquinas de rutas, sectores boscosos con edificaciones en su interior y zonas industriales que poseen vegetación circundante.

Los incendios de interfase generalmente se dan por causa antrópica, intencional o no. Estos actos se deben a una mezcla de irresponsabilidad, ignorancia, indiferencia e insensibilidad. Pocas veces son ocasionados por causas naturales, como volcanes, rayos o meteoritos.

La Ley provincial 6099

Todos los ciudadanos deben tener presente que el uso del fuego como “herramienta de limpieza” está prohibido por la Ley provincial 6099 y las multas alcanzan hasta $20 mil.

Está totalmente prohibida la quema de pastizales, de basura acumulada, la limpieza de lotes, la quema de fincas abandonadas, la preparación de suelos para cultivos, la limpieza de banquinas, acequias y canales, la quemas clandestinas de campos incultos y quema de remanentes de siembra. Todas estas situaciones son potenciales incendios de interfase.

“Está prohibido arrojar cigarrillos o fósforos encendidos sobre la vegetación, hojas secas acumuladas o donde exista vegetación que pueda quemarse. También son causas accidentales o de negligencia cuando se realizan tareas con elementos que pueden producir fuego en sectores con vegetación sin tomar las precauciones del caso”, concluyó Ferrari.

Los incendios de interfase son variados y pueden producir daños directos causando pérdidas totales o parciales de bienes como viviendas, postes, instalaciones agrícolas, alambrados, maquinarias, vehículos, ganado domestico, cultivos, postes de tendido eléctrico, bosques implantados y naturales, instalaciones turísticas y recreativas. Tienen altos costos operativos para las tareas de extinción y remediación.

Además, generan daños indirectos produciendo pérdidas de carácter intangible, evaluables sólo en el largo plazo. Estos daños son secuelas que se manifiestan en valores que no estuvieron directamente afectados por el fuego, entre los que se pueden destacar la pérdida de suelos por procesos erosivos, el deterioro de la higiene ambiental y la belleza escénica y los embanques de agua con riesgo de aluvión. Además de generar problemas sociales y económicos en las comunidades que dependen de los Recursos Naturales Renovables.

¿Cómo afecta a nuestro ambiente un incendio de interfase?

Las repercusiones en el ambiente que produce un incendio de interfase se manifiestan en la incorporación a la atmósfera de emisiones contaminantes, en el cambio en los regímenes de vientos, la disminución de la humedad ambiental y el incremento de la temperatura ambiental.

Además, produce el deterioro de las propiedades físicas del suelo modificando las propiedades químicas con pérdida de los nutrientes y las propiedades biológicas lo que da como resultado la erosión de los suelos.

Por otra parte, también se producen alteraciones en los cursos de agua, se incrementa el escurrimiento superficial y se genera una alteración del ciclo hidrológico y un deterioro en la calidad del agua. En el período de lluvias se producen crecidas de ríos por embancamiento, lo que deriva en inundaciones y aluviones.

En el ámbito de la vida silvestre, se destruyen de formaciones vegetacionales o
alteraciones en la composición de las especies, la migración de animales mayores, aves, insectos y microorganismos lo que genera desequilibrios ecológicos o rupturas en la cadena biológica.

Consideraciones para una fogata segura

-Limpie el suelo de vegetación o ramas en un diámetro de 2 o 5 metros a su alrededor.
-No pierda supervisión sobre su fogata.

-Por ningún motivo ubique la fogata bajo un árbol ni en lugares con viento.
-Rodee el lugar a encender con piedras para evitar que el fuego se propague.
-Coloque leña seca, encienda con cuidado y procure que no salten chispas. Evite mantener leña, carbón, cilindros de gas u otros combustibles cerca de la fogata encendida.
-Mantener cerca agua, arena o tierra en caso de emergencia.
-Una vez terminado el uso de la fogata, remueva los restos y verifique que no queden carbones o leños encendidos. Si es necesario, vuelva a cubrirla con agua, arena o tierra.
-Antes de retirarse del lugar, asegúrese de que la fogata se encuentre completamente apagada.
Mantenga limpio su predio.
-Realice limpieza periódica de picadas cortafuego perimetrales.
-Mantenga despejado de vegetación los límites de su vivienda y construcciones.
-Mantenga las rutas de acceso y escape libres e identificados.
-No acumule residuos.
-Mantenga alejados de las construcciones los depósitos de combustible y acopios de leña.
-Mantenga sin restos vegetales techos y canaletas de desagüe.
-Verifique que no exista vegetación cercana a los tendidos eléctricos.
-Evite utilizar materiales inflamables en la construcción de su vivienda.
Consejos para prepararse para una posible evacuación

1) Reúna artículos de primera necesidad, como medicamentos, anteojos, documentos importantes, objetos para la atención inmediata de quienes se encuentran a su cuidado y pertenencias valiosas. Incluya algunas mantas. Elija con sentido común: ponga los artículos a llevar en un lugar de fácil acceso donde estén a mano en caso de que tenga que salir rápidamente.
2) Sepa dónde están todos los miembros de su familia y convenga con ellos un lugar de encuentro en caso de que la orden de evacuación los encuentre separados.
3) Reubique inmediatamente a las mascotas y al ganado en un área que se encuentre fuera del perímetro de la zona a evacuar, deje corrales y tranqueras abiertas. De ser necesario, corte alambrados para facilitar el escape del ganado doméstico.
4) Busque alojamiento para su familia en caso de evacuación. Las autoridades actuantes le indicarán los sectores habilitados.
5) Riegue la vegetación contigua a las estructuras, siempre que el suministro de agua y el tiempo lo permitan.

Teléfonos de urgencia e información

Policía y bomberos: 911.
Dirección de Recursos Naturales Renovables Mendoza: 0261 4252090 y 4201408.

Compartí esta nota: