Ayer lo llamé a Sampaoli y le propuse que empezáramos ahora mismo las entrevistas de la serie “Sampa y yo”, que se publicará durante el Mundial de Rusia. Después de conocerse la lista de los 23, había mucho para hablar. “¡Buenísimo, por fin se te cae una idea! -dijo-. En las redes me están haciendo puré y quiero defenderme”.

Aquí va, pues, ese diálogo, que, créanme, es jugosísimo. Jorge es un tipo frontal, descontracturado. No sé si es un gran DT, pero con estas entrevistas nos vamos a divertir.

– Gran lista, Sampa.

-¿Te gustó? Entonces felicitalo a Messi, porque prácticamente la hizo él. Apenas pude meter bocado. A los que me critican por la lista les digo: agárrensela con Messi.

– ¿A cuáles elegiste vos?

-A Icardi, pero me lo bochó. Después, a Centurión, y también me lo bochó. Pude elegir a 3 o 4, no más. Con Ansaldi me puse firme y Leo me preguntó: “Ansaldi, Ansaldi, ¿quién carajo es Ansaldi?”.

-Bueno, yo te iba a preguntarte lo mismo.

– ¿Qué le pasa a Messi con Icardi? ¿Se entiende mejor con Pipita?

Caniggia dijo que a Messi no hay que dejarlo solo.

-Tiene razón. Le vamos a permitir que viaje con la familia y con amigos.

– Sorprendiste también con Meza.

-Bueno, no se puede desechar al único jugador que tiene cuatro patas.

– Al leer la lista dijiste “Banegas”. Y es Banega, sin ese.

-Ah, mirá, te agradezco. Por suerte tengo unas semanitas para aprenderme los nombres.

– En el plantel hay tres lesionados, y los tres son titulares: Agüero, Biglia y Mercado. ¿Qué vas a hacer?

-Reforzar el equipo médico.

– En la conferencia de prensa dijiste que el fútbol es improvisación. ¿Podés explicarlo?

-Básicamente, que soy un improvisado.

– También dijiste que el sistema madre es un 2-3-3-2.

-Sí, y si no funciona iremos con un 4-3-2-1. O con un 5-2-2-1. O con un 3-4-1-2. Lo único importante es que la suma te dé 10.

– ¿Quién será el arquero: Romero o Armani?

-Todavía no lo hablé con Leo.

– Una periodista te preguntó por la violencia de género en el fútbol, y tu respuesta fue absolutamente incomprensible. ¡No se entendió una sola palabra!

-Es que la pregunta era muy difícil. Por eso Cristina no daba conferencias de prensa. Pero me das una oportunidad de aclarar lo que quise decir. Este tema de la violencia de género, y perdón si me extiendo, es de vital importancia frente a los desafíos que presenta la inteligencia artificial, el uso de agroquímicos en los sembradíos y la cuadratura del círculo. Hay que estar muy atentos. A veces pasa que, sin perjuicio de la opresión de los pueblos, se nos da por atender las razones de la sinonimia y obturar el antídoto. Incluso ha habido casos de pertenencia frugal y asimilación de estructuras. No nos descuidemos.

-Ahora sí, Sampa: quedó clarísimo. La última. ¿Qué podemos esperar de este equipo?

-No sé, hay que esperar.

Por: Carlos M. Reymundo Roberts (LA NACIÓN)

Compartí esta nota: