Se trata de una decisión determinada en el día de ayer durante las jornadas docentes.

Este miércoles no hubo clases en las escuelas de la provincia debido a las jornadas de capacitación docente. En estas se les comunicó a los educadores la decisión de hacer obligatoria la lectura en clases.

La medida tendrá como objetivo mejorar la comprensión de textos, el vocabulario, y la expresión. En total se deberán destinar al menos 20 minutos para esta actividad. Esto era algo que décadas atrás se realizaba de manera obligatoria y que con el tiempo se fue perdiendo.

“Se aprende a leer leyendo”, aseguran los especialistas en educación, que están convencidos que un niño que lee y entiende está aprendiendo, más allá de la asignatura o materia que este cursando.

Fuente: Mendoza Opina

Compartí esta nota: