Tras la reunión del viernes en Olivos, recibió el apoyo de miembros de IDEA y mantendrá encuentros con AEA y el Foro de Convergencia.

Calma, aplomo y confianza. En medio de una corrida cambiaria y luego del pedido de auxilio al FMI, el Gobierno busca capilarizar esos activos intangibles nuevamente entre el llamado “círculo rojo”. El viernes, el propio presidenteMauricio Macri se encomendó esa misión al recibir en la quinta de Olivos a un grupo de empresarios con buena sintonía.

Una novedad surgió ayer: la autocrítica. Algunos creían que hasta podría haber sido sincera si no se hubiera esparcido entre todo el gabinete. Fuentes consultadas por LA NACION escucharon, por ejemplo, esta frase: “Si el mercado responde así, hemos hecho algunas cosas que no estuvieron bien”. Lo mismo, palabras, más palabras menos, dijeron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, ayer en una entrevista radial, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en un encuentro con corresponsales extranjeros en la Casa Rosada.

Compartí esta nota:

Deja un comentario