El sector está actualmente con escasas operaciones debido al aumento de la moneda norteamericana. Los tenedores de los créditos UVA se ven con el problema de que el monto dado les quedó chico ante las subas.

Dos situaciones de política económica como son la suba del dólar y de las tasas de interés generaron una consecuencia en el mercado inmobiliario de San Rafael: se frenaron casi por completo las operaciones.

Por un lado los vendedores dejan de aceptar operaciones con crédito porque el pago en diferido con la situación actual no es conveniente. Y por otro a los compradores se les presenta el duro panorama de que el monto que le dieron para la compra se quedó chico ante las subas de los precios.

Compartí esta nota:

Deja un comentario