Con más de 11 años transitando los caminos de las divisiones inferiores de San Lorenzo , Claudio Biaggio conoce la Ciudad Deportiva del club a la perfección. Por eso, cuando se camina ese espacio en el Bajo Flores, no resulta extraño ver cómo le dan un beso o un abrazo los chicos azulgranas cuando se lo cruzan en medio de los entrenamientos. “¿Y qué querés? ¡Los conozco a casi todos!”, sonríe el Pampa, que puede recitar casi de memoria el año de nacimiento de varios de esos jóvenes. Y anoche, en la caída 2-0 frente a River , el entrenador de Boedo se dio un gusto: de los 11 que jugaron en el Monumental, sólo Paulo Díaz, Gabriel Gudiño y Robert Piris Da Motta no se formaron en la cantera azulgrana.

El único experimentado de ese nutrido grupo que anoche pisó el Monumental fue Gonzalo Rodríguez, de 34 años, quien se afirmó en la primera a inicios de los 2000 y terminó consagrándose campeón de la Sudamericana 2002. Sin embargo, en el arranque de 2018 el ex capitán de Fiorentina perdió su lugar con Fabricio Coloccini, uno de los puntos altos en la campaña.

Compartí esta nota:

Deja un comentario