El elevado costo de un celular nuevo puede ser difícil de afrontar, pero se hace más fácil costearlo si vendés el teléfono que dejarás de usar. Acá te diremos cómo asegurarte de que tu información personal se borre de manera segura antes de entregarle tu dispositivo a un extraño.

Antes de hacer cualquier cosa, respaldá todos los datos que están en tu celular. Esto no solo evitará que pierdas fotografías valiosas, sino que también permitirá que configures sin problemas tu nuevo teléfono, puesto que puedes restaurar todas tus aplicaciones, contactos y otros datos desde el respaldo.

Usuarios de iPhone: Si tenés una cuenta de iCloud, hay una buena probabilidad de que tu celular ya genere un respaldo automáticamente (puedes saberlo si vas aConfiguración>Tu nombre>iCloud>Respaldo en iCloud; asegúrate de que la opción esté activada). Sin embargo, el almacenamiento en iCloud es limitado y toma mucho tiempo descargar todos esos datos. Así que si te estás mudando de teléfono, te recomiendo respaldar tu información manualmente en tu computadora mediante iTunes.

Usuarios de Android:

Todos los celulares de Android son un poco distintos y quizá tendrás que revisar un poco para asegurarte de que todo esté respaldado antes de continuar. Tus contactos, calendario y otros datos similares quizá ya están sincronizados con tu cuenta de Google y podés respaldar automáticamente datos de aplicaciones, el historial de llamadas, la configuración del dispositivo, fotografías y mensajes de texto desde

Configuración>Sistema >Respaldo (solo asegúrate de que la opción esté activada). No está de más revisar tus aplicaciones y asegurarte de que sus configuraciones también tienen un respaldo en alguna parte.

Compartí esta nota:

Deja un comentario