Se podrá apreciar de manera privilegiada en América del Norte y de Sur. A diferencia de los eclipses solares, lo único que se necesitará para disfrutar de esta alineación de los astros es que haya un cielo despejado.

En la noche del domingo 20 de enero de 2019, cuando la Luna salga, millones de personas en Norte y Sur América tendrán un lugar privilegiado para presenciar en el cielo un eclipse total de Luna, fenómeno que ocurre justo cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol y el satélite pierde su luz al pasar completamente por la sombra de la Tierra.

Aunque la superficie de la Tierra es enorme y la Luna puede tardarse mucho en atravesarla, en especial si ocurre en la parte más ancha del planeta, este eclipse no será tan largo como el anterior.

Este fenómeno, que se vivió similar el pasado 27 de julio, convirtiéndose en el más largo del siglo, al durar 1 hora y 43 minutos, volverá a teñir la Luna de rojo provocando ese fenómeno que es conocido como luna de sangre.

Las sombras que la Tierra genera sobre el satélite natural durante un eclipse lunar pasan por las fases penumbra, umbra y antumbra, cuando entra en la fase de umbra, y ocurre una dispersión y refracción de la luz solar a través de la atmósfera, el satélite empieza a verse de color marrón rojizo y por ello recibe el nombre de luna de sangre.

Este eclipse tendrá además otra peculiaridad, ocurrirá cuando la Luna se encuentra en el momento del mes en el que está más cerca de la órbita de la Tierra, fenómeno conocido como Superluna.

El fenómeno empezará el 20 de enero a las 9:36 p.m. ET cuando la Luna empiece a moverse de la derecha hacia la izquierda a través de la sombra que da la Tierra. A las 10:33 p.m. la Luna empezará a crear un eclipse parcial y a las 11:41 p.m. el eclipse completo tendrá lugar. El fenómeno terminará a las 12:43 a.m.

Esta danza de astros se podrá apreciar sin ningún tipo de restricciones a diferencia de lo que ocurre con los eclipses solares. Solo bastará tener un poco de suerte para que el cielo esté despejado y deje que los cientos de testigos presencien este momento en el que la Luna pierde por completo su luz.

Fuente: Diario Jornana Online.

Compartí esta nota: