La decisión fue dada a conocer por el ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, quien indicó que los balleneros nipones reanudarán sus actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva.

Japón anunció este miércoles su retirada de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con el objetivo de reanudar la caza comercial en aguas territoriales y zonas económicas exclusivas a partir de julio del año que viene. También cesará las actividades balleneras en el Océano Antártico y cazará especies con los llamados números de población “sana”.

El portavoz del Gobierno nipón, Yoshihide Suga fue el encargado de dar el anuncio. “A partir de julio de 2019, después de que la retirada entre en vigor el 30 de junio, Japón reanudará la caza comercial de ballenas dentro del mar territorial de Japón”, indicó.

“La caza de ballenas se llevará a cabo de conformidad con el derecho internacional y dentro de los límites de captura calculados de acuerdo con el método adoptado por la CBI para evitar un impacto negativo”, confirmó.

La organización Greenpeace ha condenado la decisión de Japón y ha asegurado que no está “en tono con la comunidad internacional”. “El Gobierno de Japón debe actuar urgentemente para conservar los ecosistemas marinos en lugar de reanudar la caza comercial de ballenas”, ha asegurado el director ejecutivo de Greenpeace Japón, Sam Annesley, en un comunicado.

Japón cesó la caza comercial de ballenas en 1982 de acuerdo a una moratoria aprobada por la Comisión. Sin embargo, la caza de estos animales ha seguido produciéndose desde 1987 con fines supuestamente científicos.

Compartí esta nota: